viernes, 19 de octubre de 2018

Proteger tu coche



Nuestro coche, muchas veces es un bien muy preciado, por lo menos para mí.
Con este ritual puedes proteger y limpiar tu coche de energías negativas, evitando así los posibles accidentes, averías, robos y envidias.

Que necesitamos:

- Una botella de litro llena de agua.
- Un puñado de ruda seca.
- Un trapo blanco de algodón
- Dos rama de romero
- Un puñado de sal
- Dos varita de sándalo
- Una cinta roja
- Un rotulador negro








Hierve en un litro de agua la ruda y una rama romero durante 10 minutos. Cuando se enfríe, echa un puñado de sal y luego pásalo por un colador. Mételo en la botella y bájate al coche.

Impregna el trapo con esa mezcla y empieza por dentro del coche. Pasa el trapo por el volante, los asientos, los salpicaderos, etc. No te dejes ningún rincón.

Cuando termines, enciende la varita de sándalo dentro del coche. Asegurate como hacerlo para que no se queme nada y cierra las puertas.

Ahora vamos por fuera. Hay que pasar el trapo impregnado por todo el coche. Mientras lo pasas tienes que concentrarte de lo que estás haciendo.

Coge la otra varita de sándalo, enciendela y pásala por todo el coche por fuera.

Escribe en la cinta roja tres veces "PROTECCIÓN"  y atas la cinta en la otra rama de romero. Deja esta rama con la cinta atada en el coche, aunque sea en el maletero. Donde quieras.

Y ya tenemos nuestro coche protegido. No cuesta hacerlo y verás que es muy efectivo, con la tranquilidad que te dá saber que estas a salvo dentro de tu coche.

¡PRUEBALO¡

Si tienes hijos que te cogen el coche, o tu marido, o un ser querido, estarás muy tranquilo.

Cualquier pregunta me decís. Os quiero