Tarot

Poderes mágicos de los Arcanos Mayores

Ponte debajo de la almohada para dormir el arcano que necesites para tu espíritu o de lo que creas que vas a necesitar el día siguiente:


  • Mago: Nos da nuevas ideas, nos ayuda a crear y a los comienzos sea lo que sea.
  • Sacerdotisa: Abre puertas, descubrimientos internos.
  • Emperatriz:  Da poder de comprensión, concebir proyectos, sacar adelante negocios.
  • Emperador: Da firmeza, ayuda a realizar proyectos o a consolidar una adquisición.
  • Sumo Sacerdote: Reconcilia, une.
  • Enamorados: Es un talismán de seducción, ayuda a encontrar pareja o concebir niños.
  • Carro: Protege en los viajes o desplazamientos.
  • Justicia: Restablece el equilibrio, aclara problemas y da diplomacia.
  • Ermitaño: Ayuda a descubrir el porqué de las cosas, favorece la concentración mental y espiritual.
  • Rueda de la Fortuna: Desbloquea las situaciones.
  • Fuerza: Ayuda a afrontar las dificultades y superarlas. Da fuerza interior.
  • Colgado: Libera las tensiones, permite aceptar pruebas.
  • Muerte: Ayuda a tomar decisiones y permite la renovación.
  • Templanza: Hace que las cosas sean mas fluidas, alivia y suaviza.
  • Diablo: Ayuda en los negocios, favorece en los juegos de azar, ayuda en el sexo, ayuda a desinhibirse.
  • Torre: Destruye los obstáculos.
  • Estrella: Protege, da buena suerte e inspiración.
  • Luna: Favorece el desarrollo y crecimiento.
  • Sol: Armoniza las relaciones humanas y simplifica la vida.
  • Juicio: Ayuda a la respiración y la claustrofobia. Anima y despierta.
  • Mundo: Protección total, éxito y magnetismo personal.
  • Loco: Liberación, acelera cualquier proceso.
Mi preferido es el diablo, pero cada uno que se ponga el que necesite.




Combinaciones de los Arcanos Mayores


Si visitais este blog es porque os gusta el tarot, así que voy a poner algunas combinaciones de los Arcanos Mayores para que os animéis y me preguntéis las dudas que tengáis. Prometo contestar.
De momento pondré dos combinaciones de cada arcano vale?

  • Mago con la Rueda de la Fortuna y el sol, nos habla de un aumento de ingresos.
  • Mago con el Diablo y la Luna evidencia magia negra.

  • La Sacerdotisa junto a la Luna es una persona dedicada al ocultismo.
  • La Sacerdotisa con la Luna y los Enamorados una relación extramarital.

  • La Emperatriz junto a la Luna nos habla de depresión o de una persona soberbia y falsa.
  • La Emperatriz, la Luna, la Muerte y la Torre nos habla de menopausia o que hay que realizar una visita al ginecólogo.

  • El Emperador con la Luna puede hablarnos de un robo.
  • El Emperador con el Diablo, la Luna y el Loco nos indica adicción toxicológica.

  • El Sumo Sacerdote con la Luna nos habla de una persona tramposa, falsa y fanática.
  • El Sumo Sacerdote con la Emperatriz, la Luna, el Loco y los Enamorados nos habla de una amor platónico sin atracción sexual.

  • Los Enamorados con el Diablo manifiesta sexo.
  • Los Enamorados, el Carro y el Sol anuncia una pareja feliz.

  • El Carro con la Luna es una avería o incidente con el vehículo.
  • El Carro con el Colgado nos habla de un tema o asunto frenado o demorado largamente.

  • La Justicia y el Mundo nos dice de una victoria judicial
  • La Justicia y la Luna puede avisar de abogado incompetente o engaños legales

  • El Ermitaño y el Colgado nos avisa que la acción no se va a llevar a cabo.
  • El Ermitaño y la Luna es una persona que está engañandonos o un diagnóstico equivocado.

  • La Rueda de la Fortuna, el Diablo y el Mundo nos habla de un importante golpe de suerte.
  • La Rueda de la Fortuna, el Mundo y la Justicia anuncia el final de una etapa y el inicio de un período mejor.

  • El Colgado al lado de la Emperatriz o el Sol nos dice que esta persona está muy atada a los hijos.
  • La Muerte y la Luna es un mal diagnóstico médico o que estamos siendo mal aconsejado.
  • La Muerte, Colgado y Luna problema de salud crónico.

  • La Templanza y el Colgado nos dice que tenemos falta de liquidez
  • La Templanza y el Diablo cuidado como te comunicas.

  • El Diablo, la Luna y el Colgado es una depresión seria.
  • El Diablo, la Luna y la Torre nos habla de un trabajo de magia hecho en la vivienda.
  • La Torre, la Templanza y el Diablo nos avisan de posibles escapes de agua.
  • La Torre, la Luna y la Justicia son dificultades con la pareja o problemas para adquirir una vivienda.

  • La Estrella, la Luna y la Torre nos hablan de desengaño y crisis. Si al lado sale los Enamorados es del terreno sentimental y si sale cerca el Mago es en el terreno laboral.

  • La Luna y los Enamorados son amores o relaciones ocultas.
  • La Luna y el Mago es un trabajo de magia.

  • El Sol y el Mago nos anuncia un puesto de trabajo brillante.

  • El Juicio con el Sol nos habla de recompensas.
  • El Juicio el Sol y los Enamorados nos habla de un afianzamiento en la pareja.

  • El Mundo y la Justicia son victorias judiciales.
  • El Mundo y el Loco nos avisa del fin de una relación y necesidad de nuevos planteamientos.

  • El Loco y el Diablo nos avisa de importantes desequilibrios.
  • El Loco y los Enamorados nos hablan de un amor sin sentido, o sea un amor platónico.


CONSAGRAR O RITUALIZAR LOS ARCANOS MAYORES

Te has comprado una baraja de tarot y tienes que ritualizarlas?

La primera vez es un poco complicado, porque se las consagra. Cuando ya las utilices, el ritual para limpiarlas es más fácil. Pero vamos a la primera vez. Lo ideal es hacerlo en luna llena y en su defecto en luna creciente.

Tienes que comprar un pergamino en la papelería y escribir con lápiz. Por cada arcano vas a escribir:

Pido conexión del  Mago hacia mí ……… (aquí poned vuestro nombre)
Pido  conexión de la Sacerdotisa hacia mí  …….
Pido conexión de la Emperatriz hacia mí ….

Así por los 22 arcanos. Ahora prepararemos un mini-altar con los cuatro elementos. Un platito con tierra o alguna piedra que tengáis representará el elemento tierra. Una copa con agua, que representa al elemento agua (agua de botella) y un incienso que representará al aire. El fuego lo tendremos con una vela blanca.

Pon el pergamino y encima de él un plato pequeño con la una vela blanca. Los demás elementos alrededor.
Enciende la vela y carta a carta vas a ir pasando por encima de la vela mientras que dices por cada carta lo que ya has puesto en el pergamino. Una a una la vas a ir dejando  alrededor del pergamino y en forma redonda siempre en sentido de las agujas del reloj y cara arriba.

Deja consumir la vela, y cuando acabe ya las tienes preparadas para consultar.





LA HISTORIA DEL TAROT EVOLUTIVO 
(está casi literalmente copiado de los apuntes de mi escuela)
El Tarot, como muchos sabemos, es una herramienta de trabajo tanto evolutiva como adivinatoria. Pero, el Tarot evolutivo nos relata una historia fascinante . 
El Loco, el Arcano Mayor del Tarot por el que empieza la historia
Todo empieza en el momento de nuestra concepción, en nuestro nacimiento (carta nº 0 - El Loco). Aparecemos solos en el universo, sin ningún tipo de guía ni ningún punto de referencia al que podamos agarrarnos más que a nosotros mismos. Así nosotros nos convertimos en nuestro único referente y debemos empezar a buscar en nosotros todo lo que vayamos a necesitar, porque no conocemos otra cosa.
El primer y segundo Arcano Mayor del Tarot, el Mago y la Sacerdotisa
Pronto nos damos cuenta de que en nosotros reside el poder (carta nº 1 - El Mago), de que en nuestro interior reside la capacidad de crear, de que tenemos todos los elementos necesarios para ello; y que lo único que nos hace falta es tiempo para poder aprender a desarrollar nuestras capacidades (carta nº 2- La Suma Sacerdotisa). Y así iniciamos un estudio profundo de nuestro ser, y tenemos todos los recursos en nuestras manos .
El tercer y cuarto Arcano Mayor del Tarot, la Emperatriz y el Emperador
Entonces es cuando por fin somos hábiles para crear (carta nº 3 - La Emperatriz) y nuestra capacidad de creación no tiene otro límite que nosotros mismos. Empezamos entonces a trabajar y a crear nuestra propia realidad con nuestras manos, una creación de la que pronto vamos a sentirnos amos y señores (carta nº 4 - El Emperador). Nosotros gobernamos sobre nuestra creación, somos los jueces y los árbitros de la misma; los únicos con capacidad para decidir qué es lo que va a suceder.
El quinto Arcano Mayor del Tarot, el Papa o Sumo Sacerdote
No obstante, a nuestra obra le falta algo; y es por ello que surge en nosotros el deseo de perfeccionar esa obra (carta nº 5 - El Sumo Sacerdote). Queremos que no haya distancia, no queremos ser gobernadores de algo ajeno a nosotros; sino ser uno con nuestra creación, elevarla hasta que alcance nuestra misma perfección.
El sexto y séptimo Arcano Mayor del Tarot, los Enamorados y el Carro
Desarrollamos entonces el sentimiento (carta nº 6 - Los Enamorados) y dotamos a nuestra obra de las herramientas necesarias; y le mostramos los caminos que han de conducirla hasta nosotros,Con el tiempo, nuestra creación y nosotros vamos a alcanzar la unión ideal (carta nº 7 - El Carro) que nos va a permitir movernos con libertad de un extremo a otro, sin obstáculos, porque no va a haber barreras entre nosotros y nuestra creación gracias a esa unión a través del sentimiento.
Completamos aquí el primer ciclo de los 3 que componen el Tarot (3 ciclos de 7 cartas más el Loco)..
El octavo Arcano Mayor del Tarot, la Justicia
Este es el momento previo que da paso a la aparición de la consciencia del Bien y el Mal (carta de Tarot nº 8 - La Justicia),  y eso implica que tomamos consciencia y responsabilidad plena de nuestra creación. Ahora somos los responsables de nuestra obra y somos jueces justos de la misma.
El noveno Arcano Mayor del Tarot, el Ermitaño
Este nivel de consciencia, el haber descubierto el Bien y el Mal nos conduce a la búsqueda (carta de Tarot nº 9 - El Ermitaño) de lo correcto. Antes no teníamos consciencia de Bien o Mal, sencillamente actuábamos; ahora somos conscientes de ello. Para ello emprendemos un largo camino que nos ha de llevar, por medio de la experiencia, a conocer lo que está bien y lo que no por nosotros mismos.
 Arcano Mayor del Tarot nº10 y 11, la Rueda de la Fortuna y la Fuerza
Solo cuando hemos superado ese estadio vamos a ser completamente conscientes de lo uno y lo otro (carta de Tarot nº 10 - La Rueda de la Fortuna) y nos daremos cuenta que podemos obrar lo que deseemos, sabiendo a qué nos va a llevar una cosa y a qué nos va a llevar la otra. Solo así podremos avanzar hasta alcanzar un compromiso voluntario (carta de Tarot nº 11 - La Fuerza) de obrar el Bien. Aquí veremos que nada hay que nos pueda detener y que los únicos límites existentes son los de nuestra mente. Tendremos la fuerza de la mente, de la consciencia, que nada ni nadie puede doblegar y la única que va a servirnos realmente para enfrentarnos al mundo exterior; ya no trataremos de someter a nadie con la fuerza o los sentimientos, la mente será a partir de ahora nuestra única herramienta.
 Arcano Mayor del Tarot nº 12, el Ahorcado
Es en este estado en el que uno debe afrontar el siguiente paso, el desapego a lo material (carta de Tarot nº 12 - El colgado). Esta figura, lejos de estar sufriendo, se encuentra a salvo grácilmente colgada y lejos de todo mal; porque conoce las leyes y tiene la fuerza para obrar. Sin embargo, desapegarse de lo material, lo sentimental, para trascender a lo superior le supone un sacrificio.

Arcano Mayor del Tarot nº 13, La muerte
Pero cuando se ha superado ese sacrificio, nos sobreviene un importante cambio (carta de Tarot nº 13 - La Muerte), que es la superación de lo anterior y nos abre las puertas a un nuevo mundo que nada tiene que ver con el que hemos conocido hasta ahora.

 Arcano Mayor del Tarot nº 14, La Templanza
Al pasar esa puerta, nos adentramos en el mundo del espíritu (carta de Tarot nº 14 - La Templanza) en el que vamos a inundarnos de una profunda paz. Hemos conectado lo inferior con lo superior, hemos hallado el equilibrio perfecto de esa balanza que daba pié a este segundo sendero y hemos acertado manejando las aguas.

Arcano Mayor del Tarot nº15, el Diablo

Lo primero a lo que debemos enfrentarnos es a nosotros mismos (carta nº 15 - El Diablo), pues en nosotros, en nuestro espíritu, reside toda tendencia al Bien y al Mal. Antes de poder avanzar debemos ser capaces de vencer esas tentaciones, ha sido mucho lo que hemos construido Ahora, en el mundo del espíritu, gozamos del completo control de los Cuatro Elementos, pero debemos saber apartar el ego y dejar que nuestro espíritu siga avanzando

Arcano Mayor del Tarot nº 16, la Torre

Cuando conseguimos dar ese paso, es el momento en el que nuestra creación se derrumba (carta nº 16 - La Torre) para pasar a formar parte integrante de la Creación del Eterno. Hay una sola Creación, y ahora nosotros hemos dado nuestra parte en ella.

Arcano Mayor del Tarot nº 17, la Estrella

Solo así nuestro espíritu podrá alcanzar la libertad (carta nº 17 - La Estrella) del sentimiento y verse libre para seguir su destino. Renace de sus cenizas y desecha la concepción del Bien y el Mal; porque sabe que eso son solo calificativos inútiles, que en realidad la Verdad es lo que importa. Y uno solo puede ver que una cosa es verdadera o falsa, pero no negativa o positiva; así el espíritu se inunda de sentimiento y conexión que le van a permitir seguir su camino.

Arcano Mayor del Tarot nº 18 y 19, la Luna y el Sol

Al quedar libre completamente,  (carta nº 18 - La Luna) el espíritu se hace hábil para recibir  la Luz del Universo. Por fin puede reflejar por él mismo esa luz, y es por ello que recibe el don de la intuición. En esta fase la persona debe aprender a ser un canal para, que más adelante pueda dar el siguiente paso y ser ella misma emisora de Luz (carta nº 19 - El Sol). Cuando pasamos de ser meros recipientes a ser iluminadores, estamos antes de los pasos finales.

Arcano Mayor del Tarot nº 20, el Juicio

Será al llegar aquí cuando por fin seamos juzgados (carta nº 20 - El Juicio) y se revise nuestro camino y la pureza de nuestra alma. Seremos llamados a los cielos y ascenderemos para encontrarnos con el Padre. Solo si somos verdaderamente puros, si en el Sol hemos demostrado luz, podremos seguir.

Arcano Mayor del Tarot nº 21, el Mundo

Finalmente llegamos al último escalón (carta nº 21 - El Mundo), a la Unidad con el Padre Celestial y con toda la Creación. Nos hemos unificado y hemos vuelto a nuestro origen; ya no hay división alguna entre Él y nosotros porque somos uno solo. Volvemos a estar en ese Útero Celestial que lo contiene todo y es la raíz de todo; se ha terminado el viaje y hemos trascendido el tiempo.