jueves, 16 de octubre de 2014

Leyenda de Halloween o Noche de Difuntos


Cuenta la leyenda y dice la tradición que la noche de difuntos los espíritus que tenemos en casa, pueden salir de ella y recorrer otros lugares nuevos, calles, bosques.....
Al amanecer, cuando empieza a clarear, buscan un lugar diferente donde quedarse el resto del año. Para que entidades desconocidas sepan que tu casa está ocupada ya por los seres con los que te ha tocado convivir, hay que dejar cerca de las ventanas farolillos, velas o luces encendidas, que les haga suponer a los desconocidos fantasmas, que tu casa ya está con el cartel de COMPLETO. Que no cabe ni un alma más.
Nuestros muertos saben el camino de casa y conocen el truco de las luces. Ese es el trato.
                 
                                          ¡TRUCO O TRATO?


Se dice también que la hadas, los espíritus del aire se les permite estrechar los lazos con los humanos y acercarse más a ellos en esta noche. Si tú quieres que se acerquen más a tí y que hagan de tu casa su casa, enciéndele una vela en algún rincón de tu casa, pon flores y alguna figura o foto que la simbolizen y tu familia será la suya.

También dice la tradición celta,que cuando la noche de los difuntos ( Samhain) coinciden con la luna llena, hay que tomar más precauciones de lo normal. Según los celtas la luna es la barquera, la encargada de transportar las almas de una orilla a otra, y su luz ilumina el camino a toda clase de entidades, incluidas las oscuras, que se confunden entre las almas de los muertos y se pueden instalar en cualquier casa.

Por suerte, este año, No es luna llena.

La semana que viene os pongo el ritual de la castaña que es muy fácil de hacer. Sólo necesitaremos castañas (por supuesto), un velón blanco y laurel. Y con este ritual aprovecharemos a quitar los bloqueos internos.

Que los ángeles os acompañen.