miércoles, 16 de abril de 2014

Limpieza con los cuatro elementos.


Lo que necesitamos:

-         Un cuenco de agua.
-         Una vela roja.
-         Una vara de incienso.
-         Un plato con tierra o con sal.

Preparamos una mesa o un altar. Colocamos el cuenco con agua en el Oeste. Encendemos la vela y la colocamos en el Sur. Encendemos el incienso y lo colocamos en el Este y, para terminar, ponemos el cuenco con tierra o sal en el Norte. En el medio de todo esto la piedra que queremos limpiar y energetizar.
Cuando este todo listo, nos dirigimos al norte, al plato con sal o con tierra ( yo acostumbro a poner tierra), la enterramos un poco y decimos algo así como:

“Te purifico con la tierra”

Nos concentramos mientras visualizamos como la tierra absorbe las energías que queremos limpiar de la piedra.

La sacas de ahí, la limpias un poco con la mano y la pasas sobre el humo del incienso, unas 9 veces, de derecha a izquierda, mientras dices:

“Te purifico con el aire”

Luego pasas la piedra por la llama de la vela varias veces y rápidamente, para evitar quemarte. Puedes coger una vela de las pequeñas pero de las largas (No a las planas) y dices:

 “Te purifico con el fuego”

Visualiza como el fuego quema las energías negativas de la piedra.

Para terminar colocas la piedra en el agua, y dices:

“Te purifico con el agua”

Visualiza el agua lavándola.

La secas y la dejas en medio de los cuatro elementos hasta que acabe la vela.

Las frases que he escrito son simples pero eficaces. Puedes cambiar las palabras, hacer frases más complicadas. Recuerda que la magia está en ti, no en las palabras que pronuncias.