miércoles, 26 de febrero de 2014

La luna en los rituales


La Luna es indispensable para la magia. Cada luna puede ayudarnos en nuestro propósito.

 Así cómo actua con las mareas sería lógico que también influyera en nuestras vidas, ya que el cuerpo humano, en su mayor parte, se compone de agua. El agua representa las emociones, los sentimientos, la espiritualidad. Por tanto, actúa sobre la energía psíquica y la intuición. Según el estado de la luna, nuestros trabajos mágicos y rituales tendrán más o menos potencia. Cuando la luna es nueva, es preferible no realizar ningún ritual porque no nos beneficiaremos de ninguna influencia, aunque para algunos de limpieza sirve.
Desde la Antigüedad, la Luna ha regido el tiempo de siembra y cosecha, el momento del parto, etc. En la actualidad, hay personas que se rigen por ella para cortarse el pelo, para equilibrar su dieta, para cuidar sus plantas, para energizarse.
Cuando hacer los rituales:

1-Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente. Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente.

2-Todos los hechizos y rituales que implican el elemento fuego deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario.

3-Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como los curación) deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

4-Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Géminis, Libra y Acuario.

5-Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.

-Fases de la Luna:


LUNA CRECIENTE: Está representado por el lapso que transcurre desde la luna nueva hasta llegar al primer cuarto de luna llena. Este es el momento apropiado para realizar los rituales de curación, de magia positiva y los hechizos que aumentan el amor, la buena suerte, el crecimiento de cualquier tipo, el incremento del deseo sexual y de la riqueza.

LUNA LLENA: El lapso de la luna llena aumenta los poderes de percepción extrasensoriales, los rituales de la fertilidad, las transformaciones, las conjuraciones de espíritus y los hechizos que aumentan las habilidades psíquicas y los sueños proféticos. De acuerdo con el antiguo folklore europeo, el poder de la luna llena también puede transformar mágicamente al ser humano en bestia y a la bestia en ser humano.

CUARTO MENGUANTE: El lapso desde la luna llena hasta el último cuarto de la luna nueva. Es el momento apropiado para realizar magia destructora (o de destierro) y hechizos que eliminan las maldiciones, los hechizos y malos deseos, para terminar malas relaciones, invertir hechizos amorosos y afrodisiacos, romper con los malos hábitos y adicciones insalubres, desbaratar influencias negativas y disminuir las fiebres y los dolores.